Muerto en familia, Charlaine Harris

Ya es la décima entrega de Sookie y sigue de lo más interesante. Tras la guerra con las hadas le han quedado muchas secuelas físicas que la han “obligado” a beber sangre de su amante y las consecuencias, a parte de curarse más rápido, es la de hacer más grande el vínculo con Eric. Este vínculo tiene sus cosas positivas y negativas, como todo, pero en este tramo de la historia es más bien negativo, ya que puede sentir a su Creador y a su nuevo hermano Alexei…¡todo problemas!

Por otro lado, la salida a la luz de los cambiantes está haciendo estragos en la gente normal, están cambiando de opinión sobre Sam y los demás. Por otro lado muchas manifestaciones y leyes absurdas se lo están poniendo muy difícil a los licántropos y demás seres duales.

Por lo que parece nada va a ser fácil…y menos para Sookie. Su hada madrina a muerto, hay dos cadáveres en sus tierras, Bill (su ex) está contaminado por plata y no parece recuperarse…¿algo más?…¡Si, muchas cosas más!

Os dejo que lo leáis vosotros mismos y que me comentéis que pensáis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *